Compatibilidad de color 100% garantizada

Cómo conducir con cuidado sobre una carretera a la que se le ha echado sal o arena

por Neil Allen /

Conducir por una carretera sobre la que se ha echado sal o arena puede ser una pesadilla. No solo puede ser que acabemos atascados detrás del camión que está echando la sal, sino que, al estar cerca de uno, nos encontramos bajo riesgo de recibir impactos de fragmentos duros. Con este clima helado que parece no tener fin, es importante que se arroje sal sobre nuestras carreteras y, por lo tanto, es también importante que nosotros, los conductores, estemos a la altura de las circunstancias. A continuación, presentamos las mejores formas de evitar que tu coche sea dañado por arena, sal y piedras para que puedas conducir sin inconvenientes, sin importar el clima.
 

1. Mantén la distancia

Esto es válido para cualquier calle o carretera en cualquier momento, aunque en clima helado es necesario dejar una distancia aun mayor. Esta regla aplica sobre todo en carreteras sobre las que se ha echado sal; en estos casos, todos los vehículos en circulación levantan fragmentos de sal y arena que vuelan en todas direcciones. Si no quieres ser rociado, mantén una distancia apropiada. Esto es fundamental, especialmente al estar detrás del camión que va echando la sal. La mejor manera de evitar impactos en este caso es mantener una distancia adecuada y luego adelantar rápidamente al camión (siempre de manera segura para el tuyo y para los otros vehículos).
 

2. Reduce la velocidad

Muchas personas se equivocan al creer que conducir sobre una carretera a la que se le ha echado sal hace poco es lo mismo que conducir en condiciones normales. Es esencial reducir la velocidad al conducir en estas condiciones, ya que la sal demora unas horas para asentarse, por lo que en principio se encontrará suelta y complicará el control y el frenado del coche. Asegúrate de reducir la velocidad y presta atención a los otros vehículos, ya que pueden representar un riesgo.
 

3. No realices maniobras bruscas para esquivar el camión

En varias ocasiones se ha solicitado tomar precauciones extra antes de adelantar los camiones que arrojan sal, ya que cada vez son más los conductores que provocan accidentes al realizar maniobras bruscas para esquivar lo que el camión va echando. Nadie quiere ser rociado, pero no tiene sentido arriesgar la vida solo para evitar algunos daños en la pintura del coche. En lugar de utilizar el arcén/banquina u otro carril, mantén la distancia y estate atento a los vehículos u obstáculos que puedas encontrar antes de realizar el adelantamiento.
 

4. Limpia tu coche

Mantener tu coche limpio con un buen champú y con una buena cera es una gran idea en los meses fríos del año, en los que los golpes en la pintura pueden representar un problema. Limpiar tu coche con cera le proporcionará una capa extra de protección y ayudará a evitar daños por golpes de sal o arena. Mantener tu coche limpio, pulido y protegido por la cera prevendrá daños en la pintura y te dará más visibilidad para reparar rápidamente aquellos daños que puedan aparecer.
La mejor manera de evitar daños por golpes de sal en la pintura es conducir con cuidado. De todas formas, si has encontrado algún daño en tu coche, puedes utilizar una buena pintura para retoques que te permitirá reparar tu carrocería en minutos. Con los códigos de color perfectos, nunca te faltará pintura de un color perfectamente compatible e idéntico al de tu coche: explora nuestra colección de pinturas para el coche.
 
¡También puedes leer más sobre cuál es color de coche favorito del Reino Unido y por qué!

Use code 15%sale for
15% off your order